Un escalón con vistas al mar

Hay recuerdos que atesoramos porque nos hacen revivir momentos felices, porque huelen a pan recién hecho y nos devuelven las voces de aquellos que nos hacen sentir en casa.

Sentarse en el escalón de la casa del pueblo al caer la tarde.Un simple escalón de piedra donde imaginar historias y soñar con el mar.

Cristina Gomez Pe soñó con nosotros y Tamii Acosta Luis le puso color